La alimentación del niño y su comportamiento

Alimentos especialmente fuerte influyen no sólo en el estado de salud del niño, sino también en su comportamiento. Y no sólo física, sino psicológica. Seguramente, muchos padres se percataron de que después de la comida de su bebé es demasiado agresivo, o por el contrario demasiado pasivo. En su comportamiento afecta la comida.

Nuestro hijo le gusta más dulce. No hay de ese niño que quisieran renunciar a la deliciosa caramelo o dulce de aireación. Muchos padres permiten a sus críos a consumir estos productos, en este caso, ellos no están pensando en cómo van a influir en el estado de su cuerpo.






El azúcar no siempre es útil. A menudo, dulce, contribuye a la rápida liberación de insulina, y en la sangre del niño, el nivel de azúcar baja. Por lo tanto, el bebé se vuelve taciturno y enajenada o impaciente. Debido a que en la sangre del bebé bajo nivel de azúcar, el cuerpo comienza a producir las hormonas del estrés. Cuando este niño podría ser un niño hiperactivo. Él está preocupado, se irrita por los menores hijas. Como un niño, los padres puede resultar difícil de calmar, le es casi imposible de explicar, él puede comenzar a llorar por una pequeñez o actuar. Algunos niños se ponen a сонливыми, que les resulta difícil concentrarse en algo.

Obsérvese que el azúcar está presente en muchos productos. Y no siempre es perjudicial. Por ejemplo, la sacarosa, la glucosa, el azúcar blanco, dextrosa y azúcares sin refinar se agregan en dulces, bebidas, pasteles, etc., a Menudo en un solo producto hay varios tipos de azúcar, por lo que el choque de la fuerza en el cuerpo aumenta. Causan los bruscos saltos en el emocional, el comportamiento del niño en su estado de ánimo.






Pero no sólo la presencia de grandes cantidades de azúcar es capaz de cambiar el comportamiento de tu hijo. Muchos de los productos que consumen los niños, en su composición tienen cafeína. Él no actúa siempre de manera positiva en el frágil cuerpo, a veces causando cambios en el comportamiento. Puede que te veía, cuando el bebé después del consumo de una bebida de cola tiempo de dormir, tiró, o llora. La cafeína, que entra en la composición de la bebida, excesivamente estimula el cuerpo. Por lo tanto, los padres deben leer cuidadosamente las etiquetas para proteger el sistema nervioso de su hijo.

Por cierto, si me das a un niño en la noche de papilla de sémola o la carne, ya estaba dispuesta a que el bebé no puede dormir o se comportan muy mal. Ya que estos alimentos puede causar problemas con el tracto intestinal de la plaza del castillo, y el bebé no es capaz de ti.

No siempre son positivos para el niño y colorantes de alimentos. Así, el amarillo y el rojo de colorante de alimentos pueden empeorar mucho el comportamiento de algunos niños.

Por cierto, existen productos que influyen positivamente en el comportamiento del niño. Así, de azúcar, que por mucho tiempo se aprenden (fructosa, lactosa), proporcionan al niño la energía, no hay sacudidas. Los carbohidratos complejos ayudan al bebé durante mucho más tiempo de sentirnos satisfechos.

Tenga en cuenta también que en el cuerpo de un niño, es muy necesario grasas omega-3. Si no son suficientes, el bebé se vuelve difusa, un niño hiperactivo. Y, a veces, los padres simplemente no pueden entender lo que está pasando con su hijo. El alumno puede experimentar problemas de comportamiento y rendimiento en el aula. Por lo tanto, la mamá debe incluir en la dieta de su bebé grasos variedades de pescado, hígado de bacalao. No impedirá el uso de aceite vegetal prensado en frío.






Para que nuestro hijo se sentía bien, los padres deben razonablemente acercarse a la selección de productos para él. Esto permite que el bebé siempre ser enérgico y bien alimentados.

 

Fuente: /users/104

Tags

Vea también

Nueva y Notable