Lo que parece ser acometidas o dificultades de la vida...

"No es suficiente". La sensación de que a veces aparece ya desde la mañana. La idea de un hilo que pasa a través de los años.

"No duermo bien". "No hay tiempo de hacerlo". "Es muy raro que llamo a los padres". "No recuerdo la última vez que apagaba el teléfono y no he encontrado nada". "No es un montón de dinero". "No es la zona más prestigiosa de trabajo". "Poco interesantes". "No es suficiente amado en la infancia los padres". "No le gusta el marido de ahora".






"No duermo bien". "No hay tiempo de hacerlo". "Es muy raro que llamo a los padres". "No recuerdo la última vez que apagaba el teléfono y no he encontrado nada". "No es un montón de dinero". "No es la zona más prestigiosa de trabajo". "Poco interesantes". "No es suficiente amado en la infancia los padres". "No le gusta el marido de ahora".

No estamos suficientemente malos, no es suficiente inteligentes, atractivas o подтянутые, educada, el éxito o ricos. Nosotros aún no tienen tiempo para levantarse de la cama y tocar los pies del piso, y ya sentimos que él, perdido, no respondemos a las exigencias de la sociedad. Al mismo tiempo que dormimos, nuestro cerebro tiene tiempo para hacer una larga y aburrida lista de lo que no hemos conseguido hacer de este día. Nosotros nos vamos a la cama, cargados con estos pensamientos, y despertamos con la sensación de necesidad. Lo que al principio parece prisa o dificultades de la vida, al final todo resulta en vano se vive la vida.

Ps Una Vuelta De Tuerca. "El alma del dinero"

 




La vida urbana acostumbra a la comodidad como a dados y la previsibilidad, como a la normalidad. Y en algún momento de tu existencia se convierte en algo más parecido a un día de la marmota, que en la aventura: programa de vacaciones aprobado, la lista de la compra en su ausencia, el seguimiento del tren eléctrico de la estación de partida hasta el punto final de veintisiete minutos.

De ella, de ti, de esta insoportable fácil de ser poco a poco desaparece la aspereza.

 




Y un día me di cuenta, es mi personal "no es suficiente": en la sencillez.

Cuando pienso acerca de la casa, yo pienso настоящесть. Sobre el fuego y las brasas, sobre la piedra y la madera, sobre el vientre tazas y plato de barro. Sobre esto, como cerca te has ido de aquellos tiempos, cuando dio a luz y crió en un solo pie las casas en las colinas, продуваемых la familia de los vientos.

Pienso acerca de los sonidos de la hierba que crece. Sobre el ruido de los pinos y el canto de los pájaros al amanecer. Sobre qué tipo de agua fría, un áspero suelo, cuánto tiempo mantienen el aire напитанным la lluvia, y tú eres la paz.

 




"El invierno ya hemos invernaron. Queda ahora sólo para la primavera de pasar el invierno..."

Me gusta, como en los callejones los calcetines de lana. Como se dispara en la chimenea de madera. Como parecidas a ámbar alquitranados las lágrimas de la tablas de pino.

Quiero asar las verduras en la parrilla y oír como silba el agua, una vez de arrabio y hierro. Hornee a las patatas en papel de aluminio y tiene quemando las manos. Tener en casa una escopeta y ser capaz de usarlo. Saber donde tengo plantado a la menta y la albahaca, las hierbas curan de la tristeza, ¿ayudan a la enferma de la espalda.

 




Me crié en un pueblo de la abuela: pescar en шитиков, era la pastora de las vacas, que hábilmente se gobernaba el barco de ocho años y recogía la ortiga a los cerdos. Esto era muy "correcta" de la infancia, con sanguijuelas y сенокосом, una mejora en las bayas a las cinco de la mañana y el crujiente de color blanco a granel, кусучими осенними las moscas y el bosque de invierno, en el que tenía miedo, pero pinta interesante. Hemos comido de los arándanos con leche y pan con aceite y azúcar, robaban las fresas a los veraneantes y recibir la хворостиной de жопе. La abuela me enseñó a no tener miedo, y no demasiado rudo al con moretones y dolores – antes de la boda curar, me decía, y añadía: vamos подую.

 



Me parece que la añoranza de esa simplicidad vive en mí hasta ahora. No quiero buscar a su niño interior, para despertar en sí mismo una diosa, comprender la patria potestad, lesiones y cerrar гештальты. Me parece en general que самокопания alrededor era demasiado, y es tan sencilla, es la herramienta ideal – típica física, el trabajo ha sido injustamente olvidado.

 



Tengo un sueño: comprar una gran casa de madera en las montañas de los cárpatos, donde cansados pueden llegar para volver a Casa. Con las tarimas de madera, ventanales hasta el suelo y vistas al bosque y a las montañas. Para los cuartos de la libre paseaban los gatos y los gatos, corrían los perros grandes, era acogedora biblioteca con buenos libros y hay conexión wi-fi gratuita. Para caminar en cálidos calcetines y los pies descalzos, y la mejor terapia era el trabajo: los hombres sería cortaron leña y жарили la carne, mientras que las mujeres se hornea pasteles y estudiado silencio.

Si necesitas una conversación – pide, quieres que nadie lo tocaba – dime acerca de esto.

 



Me gustaría que cada uno pueda recordar que es la de cuidar del otro y sobre el lugar donde estás. Donde te cálido y seguro, donde no hay ni el deseo ni la necesidad de entregarse a la melancolía. Donde tienes tanto tiempo como sea necesario.

 



Donde siempre puedes salir en el bosque, para callar, y donde te лечишься, ya simplemente mirando el fuego y el agua.

Comprendes, simplemente no hay ningún valor, ¿quién eres tú allí, fuera de la Ranura. Напитайся esta fuerza y te vayas.

Ahora tienes la fuerza suficiente para el camino.publicado

 

Autor: Olga Primachenko

 

 

Lea también: los Creyentes de los científicos sobre el conocimiento y la fe

No se puede dar el sentido de la vida, necesita encontrar el sentido de la

 

P. S. Y recuerde, sólo cambiando su consumo — estamos juntos cambiando el mundo! ©

Únase a nosotros en Facebook , Twitter, Myspace

 

Fuente: gnezdo.by/blog/not-enough/

Tags

Vea también

Nueva y Notable