El amor por el café determinar los genes



Uno de estos segmentos de ADN están localizados cerca del gen CYP1A2, que codifica una proteína citocromo 450, que es responsable de la cafeína se metaboliza en el cuerpo. El segundo fragmento es en estrecha proximidad con el gen de la AHR, que controla la actividad de CYP1A2. Los fragmentos de ADN identificados pueden regular la actividad de estos dos genes.

Como investigadores de estrés, el consumo de cafeína asociada con diversos efectos en la salud (tanto fisiológicos perjudiciales y beneficiosos). El conocimiento de las condiciones genéticas que el consumo puede así ayudar a estudiar sus efectos sobre la salud humana.

La cafeína es la sustancia psicoactiva más popular del mundo, por ejemplo, alrededor del 90% de los adultos estadounidenses admiten que beben regularmente café y otras bebidas que contengan esta sustancia.

Sin embargo, la gente es muy diferente con respecto al consumo de alimentos con cafeína. Algunos no pueden imaginar la vida sin café, mientras que otros no entienden, ¿cómo se puede depender de él.

Como co-autor Dr. Marilyn Cornelis, en la Universidad de Harvard en Boston, el estudio de gemelos mostró que las diferencias en el consumo de cafeína depende en gran medida - del 43% al 58% -. De los genes

Para averiguar qué factores genéticos pueden jugar un papel aquí, doctor Cornelius, y sus colegas analizaron los datos recogidos a partir de cinco grandes estudios que involucran a más de 47 millones de estadounidenses de ascendencia europea.

Cada ingesta de bebidas con cafeína se evaluó mediante cuestionarios. El análisis incluye, entre otros, la edad, el género, los antecedentes de tabaquismo, que a menudo va de la mano con el café.

Resultó que las personas que tienen dos copias de una variante particular de un fragmento de ADN, que se encuentra cerca de la AHR, diariamente consumen aproximadamente 44 mg de cafeína, y más de las personas privadas de esta opción en absoluto. Como explica uno de los coautores del estudio, esto corresponde a la cantidad de cafeína contenida en una taza de té o cola, o alrededor de un tercio de una taza de café. En el caso del segundo fragmento de ADN, los titulares de dos copias de una forma de realización particular de la consumido diariamente durante más de 38 mg de cafeína.
Fumar no tuvo efecto sobre notó por la comunicación.

Según lo sugerido por los investigadores, las variaciones genéticas que se han encontrado en los fans de la cafeína es probable perjudica el metabolismo de este compuesto en el cuerpo y los medios para mantener ese nivel, lo que produce el mismo efecto - deben consumir en grandes cantidades.

Pero para entender estas diferencias a nivel de experimentos de fisiología son necesarias, no sólo un análisis estadístico - dicen los autores.

Según los estudios, dos variantes genéticas identificadas son responsables de la diferencia de menos de 1% en el consumo de cafeína. Esto indica que debe haber otras formas de realización, el que a tal efecto.

El último trabajo es visto como un enlace expresiva entre variantes del gen CYP2C9 y ADORA2A y el consumo de cafeína.
Los científicos hacen hincapié en que la búsqueda de los genes que determinan la susceptibilidad a la adicción es difícil. A veces, debido a que se desconoce si es necesario buscar entre los genes que son responsables para el metabolismo de la sustancia, o entre los genes que regulan el proceso. Como comentó el Dr. Kaporaso, en el caso de la cafeína fue capaz de encontrar la respuesta en el hígado, pero no el cerebro.

Tags

Vea también

Nuevo!

Suscríbete a nuestros grupos en las redes sociales!

Nueva y Notable