La historia de cómo los científicos buscaban una voz en la cabeza de un periodista

En seis meses, como sujeto iba en experimentos de laboratorio нейролингвистики hse. Siendo el objeto de estudio, me esforcé un poco de entendimiento de la interacción de la lengua y el cerebro.




Experimento nº 1: "Буууу бууу бууу..."Mis sensaciones de Baño con томографом tan blanca y pura, que es difícil distinguir el sexo del techo. Esto es aún más frío. El anillo y el cinturón con la hebilla de la retiró. Inserción de la mandíbula, no tengo, estimulantes cardíacos también. Como se prepara. Quitando los zapatos, voy descalzo por sus suelos de baldosas. Acuesto en el sofá. Mi cabeza se sirve de plástico de una máscara que recuerda a caballerosa la visera. Moviendo la cabeza, como, además, y el resto de partes del cuerpo, no se puede. Todo lo que veo es el reflejo de la gran pantalla con el texto de los trabajos en el sistema de pequeños espejos, publicada tengo delante de los ojos.

Pongo los auriculares, los estados con la vecina de baño gruesa de goma de la manguera. El sillón lentamente llega a la unidad.

Hoy participo en uno de los experimentos del laboratorio de ciencias нейролингвистики hse. Creado apenas un par de años atrás, ella hizo нейропсихологов, filólogos, logopedas, e incluso de los programadores, que todos juntos aprendiendo nuestra voz como un producto de la manipulación directa del cerebro.

Cómo se relacionan el lenguaje y el cerebro, los científicos están tratando de entender ya cien años. Pero la verdadera revolución se inició precisamente en nuestro tiempo, cuando estén disponibles tomografía y otros aparatos que permiten detalle supervisar el trabajo del cerebro.

Junto a estos estudios, dos de los objetivos globales. La primera, fundamental es entender cómo el trabajo de las neuronas en nuestra cabeza se convierte en palabras y frases, que entendemos o decimos. El segundo objetivo de la aplicación: ayudar a la gente, que debido a las violaciones de problemas con el habla.






Casi la mejor manera de echar de ver, de donde el cerebro controla el discurso, es funcional, tomografía de resonancia magnética, que con la alta precisión determina qué parte del cerebro que ahora está activo y cuál no.

En el tubo томографа sientes solemne de la soledad de un astronauta, un prisionero en una cápsula espacial que está a punto de tirar a las estrellas. En la ansiedad de los перестуках aparato parece frecuente el pulso del corazón. Él quejándose de zumba en toda la habitación, creando a mi alrededor un campo magnético, y no puedo sacarme de un obsesivo sentimiento de que la máquina lee mis pensamientos.

El experimento comienza.

— Проговаривайте propuestas para sus adentros — escuchar en los auriculares apacible voz de los investigadores.

"Ahora viuda допивает licor de cereza".

Me siento ridículo, pero muy divertirse no: испорчу las estadísticas.

Más allá es peor: "Свека вошурать племиска дасей зиузливо".

Y por último, la culminación de: "Буууу бууу бууууууу bu bu".

Tags

Vea también

Nueva y Notable