Los tibetanos creen que el traje ego consta de 96 lanzamiento






Los tibetanos creen que el hombre puede vivir la personalidad, en la forma de 96 condiciones de distorsión, de los llamados de plantillas. Un patrón es típico y predecible el comportamiento de una persona en una situación determinada. Los tibetanos a esto añaden todavía y surgen las emociones y las circunstancias en que la persona se encuentra.

Así, casi hasta el final del siglo xx cerrada monástica las enseñanzas de Yoga Tibetano de las Pulsaciones, dice que pasa el tiempo, cambian el hombre de juguetes, surgen de la apertura, de tecnología, pero las leyes de desarrollo de la personalidad y, en consecuencia, de la sociedad, siguen siendo los mismos.

Por ejemplo, una persona puede cada vez reproducirá el mismo provoca la indignación de la acción, cuando se hace importante para el trabajo. Muchas de las expectativas, el exceso de responsabilidad... Y como resultado de su subestiman lo que se recibe, no lo cumple. Se produce un círculo vicioso y la sensación de frustración y de sí mismo, y su vida...

El yoga Tibetano de Pulsaciones – práctico de enseñanza, diseñado para el conocimiento de sí mismo. Esta práctica revela el estado, de los cuales, si la cuerda de los filamentos individuales, es la personalidad. Ayudar a la persona a ver, por que difícilmente se mantiene y que, a su vez, él vive каккартинку delante de los ojos, llamando a ella en el corazón "siempre" o "nunca"...

Esta doctrina se revela en energías de los órganos. El órgano es un conjunto de estados de la psique y el cuerpo, que se manifiesta en un lugar determinado del cuerpo, que incluye un órgano y parte del sistema nervioso adyacente a él. También, la autoridad es una representación física de la energía de una cierta calidad, de ciertos patrones de conducta relacionados con la expresión de esta energía.

Así, si a concretar el ejemplo anterior, se describe el estado puede expresar de dos cualidades. Dos de 96 posibles manifestaciones de la personalidad. La calidad de la corazón – cuando el hombre está tan separado de su naturaleza, que sufre por la incomprensión de sí mismo consigo mismo y con el mundo. Lo que se expresa como un profundo dolor y la decepción, el odio a sus propias necesidades. Y la calidad de los pulmones cuando человекощущает la presión de las circunstancias, cuando cada paso es una gran carga sobre sus hombros... Y en este caso de exceso de presión en el hombre "se reparten los nervios" en las relaciones con los demás – la depresión se expresa la agresión hacia aquellos que no pueden evaluar el trabajo o en la contribución de esta persona, él увиливает de solicitudes o explota las acusaciones y excusas, cuando tiene que hacer algún tipo de amistad, cosita...

Durante la práctica de la persona entra en contacto con ощущаемым, pero "profundamente закопанным", y a menudo desconocido, con lo que normalmente se conoce como distintos nombres – desde el alma hasta la naturaleza. Y en realidad puede vivir la experiencia del inconsciente, más allá de los límites de la experiencia, y la experiencia corporal debida a la percepción del mundo... al darse cuenta de sí mismo, el reconocimiento de sí mismo en una nueva luz, la luz de la verdad... Y simplemente, como decía Шантам Дирадж, como electricista, nivelación de cargas eléctricas en el sistema nervioso. De menos a más. Cuando este гармонизируя su percepción hasta lo más profundo de la relajación, de la claridad de la conciencia.

Los tibetanos no distinguir entre el bien y el mal, algo con lo que vivir bonito, y algo que es muy difícil vivir. La energía de la autoridad de acuerdo con la tradición tibetana, es lo que la persona siente, estar en una determinada situación, e iniciador de la reacción de estrés, y un estado mental positivo y de la psique. Para ellos, todo es una manifestación de la persona, su Esencia. Esta manifestación puede ser libre, es decir, llevar una carga positiva, expresarse de forma espontánea y creativa, y puede ser distorsionada, los portadores de carga negativa, y expresarse muy cierta manera, la plantilla.

Al mismo tiempo, la Tradición dice que cada persona desde la concepción hasta su proceso de formación como persona, pasa a través de ciertas etapas de desarrollo, en las que la energía es necesariamente distorsiona, luego de recuperarse, pasando por los típicos positivas y negativas de los picos.

Así, por ejemplo, la energía del estómago, que es una manifestación de la amistad, de la identidad de la persona, pasa de la etapa de la sagrada unidad durante la primera hora después de la concepción, a través de la sensación de soledad, la búsqueda de la proximidad, de la renuncia de insensible entorno consciente y libre de обусловленностей la unidad. Siete pasos para el desarrollo de la pasa de personas en la energía de cada órgano. Seis ilusorios de estado y el séptimo en la final libre, возвышающееся sobre todo previas a la experiencia, состояниепокоя y de cierta calidad, como por ejemplo, la unidad interna y externa, la falta de distinción entre los que anteriormente fue agradable y en los que han sido insoportable.

Los tibetanos creen que de esta manera, el lenguaje del cuerpo, el sistema nervioso, se crea la sabiduría de la vida, la comprensión de la existencia humana, en el trabajo de la mente, la comprensión de la existencia y presencia en el mundo en forma de hombre. Que mientras se encuentre alojado la experiencia de todos los 96 de estado, отождествляясь con ellos y luego разотождествляясь, integrando toda la comprensión mediante el sistema nervioso, el hombre adquiere la verdadera libertad, la creatividad y la sabiduría, su Душанесет la Tierra y sus habitantes, la luz de la Verdad.

Fuente: meditation-portal.com/ego-iz-96-loskutkov/

Tags

Vea también

Nueva y Notable