Una maravillosa parábola acerca de cómo ir al cielo

sitio cuenta una parábola instructiva sobre la gran importancia de esta amistad en nuestras vidas.

En el largo, salvaje, camino agotador era un hombre con un perro. Fue él mismo dirigió, cansado, cansado perro, también. De repente delante de él - un oasis! Hermosa puerta de la valla - la música, las flores, el murmullo de la corriente, en una palabra, descansar
. - ¿Qué es? - El viajero le preguntó al portero
. - Es un paraíso, ya estás muerto, y ahora se puede entrar y relajarse de verdad
. - ¿Y hay agua
? - Lo que usted quiere: fuentes puras, piscinas frías ...
- Una comida se
? - Todo lo que quieres
. - Pero conmigo perro
. - Lo siento, señor, con los perros es imposible. Ella tendrá que salir de aquí.
Y el viajero pasa. Después de un tiempo el camino le llevó a la granja. En la puerta el portero se sentó de nuevo.
- Tengo sed - preguntó viajero
. - Adelante, en el patio hay un pozo
. - Y mi perro
? - Cerca del bien
ver a través. - Y comer
? - Te puedo comprar la cena
. - Un perro
? - Habrá un hueso
. - ¿Qué es este lugar para? - Es un paraíso
. - ¿Cómo es eso? El portero del palacio cercano me dijo que el paraíso -. Hay
- Está mintiendo todo. Hay demonios.
- ¿Cómo se puede, en el cielo, está sufriendo
- Es muy útil para nosotros. < Antes de alcanzar el paraíso sólo aquellos que no han arrojado
de tus amigos.
a través de factroom.ru

Tags

Vea también

Nueva y Notable