Verás, habiendo mirado atrás?

Mi hijo menor, ahora de 20, por lo que años хоумскулинга para mí, ya en el pasado.

Mirando hacia atrás, me doy cuenta de que casi no me arrepiento. Sé que es difícil de creer, pero es verdad, tengo muy pocos remordimientos.

Mis recuerdos – dulce, incluso es amargo-dulce en estos días, porque todavía estoy en el proceso de transición, tratando de acostumbrarme a vivir sin mis tres hijos, la vida de los que esperaron alrededor de mí. Ahora yo de esto sólo oigo, sí, y, si no se olvidan de decir a mí!






Mirando hacia atrás, me alegro de que hemos hecho lo siguiente:

Hemos apreciado la singularidad de cada niño. No me hizo melisa dibujar sólo porque es bueno resultaba el meg. Peter todo el tiempo pasaba por la lectura y los libros, pero no me esperaba que las niñas que van a ser como él.

Hemos mantenido un bajo nivel de estrés. Si algo se daba a los niños es difícil, o que no era interesante, nos pones esto para otro día, o cambien su enfoque hacia el estudio de este tema.

Hemos leído en voz alta. Casi cada noche, antes de ir a dormir nos pasaban, escuchando el capítulo de algún libro. Ahora estamos juntos recordamos esos momentos, y conscientes de que tenemos su conjunto, la "historia", y un vocabulario común.

Nos hablábamos MUCHO! Siempre me preguntó acerca de lo que piensan y por qué. También me pidió que le digan lo que ellos hacen. Cuando se hacen mayores, empezamos a hablar acerca de las noticias y hablar acerca de por qué suceden las cosas. Hemos valorado la opinión y la mirada a la situación de cada uno de los niños.

Miré detrás de ellos. Nada sobrenatural. Nada complicado. Yo sólo miraba y escuchaba. Esto me ayudó a entender lo que les gusta, y que mejor asimilan la información.

Yo estimaba la relación. Yo quería que mis hijos eran amigos que se quedaron enraizados, como adultos, y se preocupaban por mí, cuando me состарюсь. Ja! Pero, la verdad, la familia es para siempre, y ninguna actividad de aprendizaje no debe ser tan importante, que le permiten destruir la relación.

 






Nos dio mucha risa. Probablemente por esto es necesario decir gracias Миссе. Ella siempre me decía que algo divertido y caía en las historias alegres.
 

Yo les daba la libertad. Traté de no "cuelgue" por encima de ellos. Porque siempre hemos estado juntos, me gustaba retirarse a un segundo plano, cuando venían amigos, o cuando paseamos por los campos... viendo a los niños secretamente, como un agente secreto.
 

Estamos gastando dinero en el desarrollo de sus talentos. Esto es lo que me gustaba hacer menos... Odio a gastar el dinero, pero valió la pena. Fue en nuestra vida de un año, cuando me llevaba a la Миссу en el entrenamiento de hockey, pasando detrás del volante de una hora de ida y vuelta, y aún la membresía en el club nos estaba costando un dineral. Me lo repetía a sí mismo que antes el niño a dominar una cierta habilidad, sin mejores resultados se puede lograr, y nuestros sacrificios se verá recompensado.

 

En el caso de meg era el asiento en el coche, de varias horas, esperando el final de los ensayos.

Con peter fue la decisión de enviarlo a un campamento dedicado al cine, en la escuela secundaria.
Me llevó un diario. Su hijo más que nunca, como ahora, en esta edad. No importa cuánto a sus hijos ahora años, mañana estarán en el día de mayores. Captura el momento, guarde sus recuerdos, tome nota de lo que dicen, documente, como crecieron.




 

Cuando yo era un niño, vi en la televisión la película sobre la obra de teatro "Nuestra ciudad" hilado de la thornton wilder. Una escena afectó a mí.

Emily regresó de la tumba, para volver a vivir un día de su duodécimo cumpleaños. Sufría al ver lo mucho que todos estaban demasiado ocupados:

Oh, mamá, mírame un momento así, como si tú realmente me ves... Vamos de verdad vamos a ver unos a otros!.. No puedo. Yo no puedo más. Todo va tan rápido. No tenemos tiempo para mirar el uno al otro. No me di cuenta... me Lleve la vuelta – para arriba de la colina, en mi tumba. Pero primero, espere. Otro minuto! Otra mirada. Adiós, adiós, mundo. Adiós, grover corners... la Mamá y el papá. Perdonad, el tic tac de un reloj... y mam de girasoles. La comida y el café. Y los nuevos наглаженные vestidos. Y bañeras de hidromasaje... Y el sueño y el despertar. Oh, tierra, eres demasiado hermosa, porque nadie puede entender a ti. Es consciente de, al menos, una persona de su vida, cuando se la vive – cada, cada minuto?"

También es interesante: Comprar el alma: los Padres le dan todo, pero que adquieren los niños

¿Por qué es IMPORTANTE leer a un niño pequeño

Yo quería ser "verdaderamente" ver a estos pequeños hombres en mi vida y ser agradecida por una sencilla bendición por lo que estamos juntos. Y, mirando hacia atrás, creo que lo conseguí. publicado

 



Fuente: si-re-li.livejournal.com/102617.html

Tags

Vea también

Nueva y Notable