La leyenda de la Mujer






La leyenda de la Mujer

Cuando el señor obró en el созданьем del mundo,
En el fragor de la creación y no quedarnos con nada,
Él ha olvidado del mandamiento de no hacer, el dolo,
Todo su stock de истратив en el hombre mismo.
Y la mujer?! – exclamó él en запале. — A lo que la mujer de ahora voy a crear
Así, para su para siempre no olviden
Amar, acariciar, dar gracias y cuidarlo?!
Bastante tiempo que estaba el señor en la reflexión,
Alrededor echando sorprendido por la mirada,
Y el mundo que ha creado él, y ha aconsejado,
De lo que el señor era indescriptiblemente feliz.
Él tomó la redondez de la luna младые,
Y las olas de bellas líneas abruptas,
Y el solares son de hilo de oro,
Y los aromas, que son ricos en como las flores.
Aún se nutre de él la ternura de el amanecer
Y la proporcionalidad de la palmera de la maravillosa belleza,
Y el interior de la modestia de la gema,
Y la dulzura de la miel en la boca de la abeja.
Aún le dio la dureza de un diamante
Y el abedul para ella, la tomó del blanco de la guadaña,
Le ha dado él la condición de participante
Y ненасытность depredador en el bosque.
El de las hormigas él la tomó de la capacidad de la unidad,






Y la fidelidad a un amigo tomó el blanco de los cisnes,
Y de la naturaleza — la sed de la maternidad,
Para que la raza humana pueda continuar con ella.
Aun en ella mezcló el fuego y la nieve, el frío,
Y a los ojos se sumaron primaveral de las gotas,
Luego de que se ha conservado en ella amoroso hambre
Y para зеленою todo el año fue como el abeto.
Cuando su trabajo consideraba ha terminado
Llamó a un hombre, él comparecer delante de ti,
A fin de que vio a aquella criatura desnuda
Y dispuesto a recoger a su casa.
El hombre, siendo созданьем la pasión,
Aceptado de buena gana hoy del señor don
No saben que fue condenado
Llevar en el corazón de aquel tiempo el fuego.
Sin embargo, por mucho tiempo su tolerancia mutuamente no ha bastado.
Una semana más tarde, él vino de nuevo,
Teniendo en cuenta que no le подфартило,
Con ganas de dar la vuelta y retroceder.
Se quejó de que la tranquilidad con la señora no
Que muchos вздора, el ruido, la charla,
Que así lo сживет con la luz,
Que no se puede pasar el rato con ella los días.
El señor de tomar de nuevo el don de corrido,
Ni la palabra el visitante no возразив,
Pero nuestro amigo poco después volvió,
Cambiando esta vez varias motivo.
Se sintió a sí mismo, de repente, muy solo,
No oyendo la risa, canciones, вздорных palabras.
El mundo empezaba a parecer como si кособоким,
Y la vida ha perdido todos sus fundamentos.
Admitió honestamente, que la tristeza ya que roe,
Que él es sin la mujer no piensa dormir
Sin esta mujer, y él no puede hacer
Y, en general... le pide a la mujer que devolver.
El señor respondió al grito de болезный,
Decisión de los hombres de la solicitud de satisfacer,
Y para que la lección de hoy no fue inútil,
Él castigó a un hombre a una mujer para amar.

 

Foto: Signe Vilstrup

Fuente: www.proza.ru/2008/03/09/32

Tags

Vea también

Nueva y Notable