Ventanas de PVC en Orenburg y acristalamientos de aluminio de balcones

Las ventanas son un elemento arquitectónico integral. Deben proporcionar acceso a la luz solar natural, al tiempo que limitan la penetración de aire frío, lluvia y nieve. Las ventanas de PVC hacen un excelente trabajo con esto; Orenburg se distingue por inviernos bastante fríos, por lo que el tema de la conservación del calor es muy relevante. Pero si se instalan ventanas de plástico en las habitaciones, el acristalamiento de aluminio se elige con mayor frecuencia para los balcones.




¿Cuál es la diferencia entre las ventanas de PVC?
Las ventanas de PVC en Orenburg y en todo el país se han ganado el amor popular gracias a su capacidad para proteger las habitaciones de las corrientes de aire. El ajuste hermético y las propiedades de aislamiento térmico de los perfiles cambian significativamente el microclima de la habitación y también contribuyen al ahorro de energía y calefacción.
Pero los consumidores valoran mucho las ventanas de PVC en Orenburg no solo por su protección contra fugas térmicas. Después de instalar las estructuras, las habitaciones se vuelven notablemente más silenciosas. Las personas que viven en apartamentos y casas con ventanas de plástico no se molestan con el ruido de las carreteras, los gritos de los transeúntes, las sirenas de los automóviles y otros sonidos de la calle.

Además, la popularidad de las ventanas de PVC en Orenburg se debió a:
  • hermosa apariencia;
  • variedad de diseños;
  • cuidado sin pretensiones;
  • Resistencia a las cargas de viento.

Todos los que cambiaron las ventanas de madera por ventanas de plástico se olvidan para siempre del calentamiento anual de los marcos con algodón, goma espuma, cinta adhesiva y otros medios improvisados. Además, las ventanas de PVC se pueden abrir fácil y cómodamente moviendo las hojas a diferentes posiciones.

Balcón acristalado frío
A pesar de las ventajas de los marcos de plástico, no todos los residentes de apartamentos modernos los instalan en balcones. Mucha gente prefiere hacerlo con un tipo de acristalamiento más económico: el frío. Un balcón de aluminio no es peor que uno de plástico, protegido de la precipitación, pero la temperatura del aire no difiere de la del exterior.

Un balcón de aluminio es una excelente salida para quienes viven en casas antiguas con techos precarios. Estos edificios de gran altura todavía representan una parte significativa del parque total de viviendas. Los perfiles livianos no ejercen carga sobre las losas, por lo que su instalación no requiere ningún trabajo de refuerzo del propio balcón.

Las ventajas de los perfiles fríos están asociadas con propiedades del aluminio tales como:
  • fuerza;
  • resistencia a la corrosión;
  • peso ligero
  • larga vida útil.

Por supuesto, el bajo costo es el argumento más convincente para el acristalamiento en frío. En comparación con el plástico caliente, cuesta significativamente menos. Un balcón de aluminio es una solución adecuada para quienes no van a aislar esta zona y convertirla en un espacio habitable.

Tags

Vea también

Nueva y Notable